Cuidemos La Antigua

“Para ser diferentes de lo que somos, debemos tener cierta conciencia de lo que somos”. Eric Hoffer, escritor y filósofo estadounidense.

Según el Diccionario de la Lengua Española, la consciencia es la capacidad del ser humano de reconocer la realidad circundante y de relacionarse con ella. Sería maravilloso que todos los artículos que aquí se publican fuesen una oda a La Antigua, a su impar patrimonio tangible e intangible, a su rica cultura, a sus tradiciones, y a todas las cuestiones que hacen de ella una ciudad sui generis. Sin embargo, como todos sabemos, siempre es posible mejorar como ciudadanos y visitantes para mejorar así la ciudad que tanto nos gusta.

Es por eso que hemos decidido integrar una línea de creación de conciencia a nuestras publicaciones, ya que si voy a escribir sobre todo lo bueno que tiene la ciudad, no está demás dedicar uno que otro artículo a la idea de convertir una realidad buena, en una aún mejor.

Pues bien, tenía que empezar por algún lado. El método de razonamiento deductivo consiste en partir de premisas generales a conclusiones particulares. En este caso como me plantee iniciar por escribir sobre el cuidado de la ciudad, lo lógico era buscar premisas generales que ya existen, y partir de ahí. Entonces pensé: ¿Qué instituciones se encargan de velar por el cuidado de la ciudad? Rápidamente vino una a mi cabeza: La Municipalidad. Se me ocurrió que ellos podrían compartir conmigo algunos lineamientos y recomendaciones para el cuidado de la ciudad.

Fui referido al área de relaciones públicas de la municipalidad, en este departamento me atendió Rafael Gómez, publicista de la municipalidad, a quien le pedí compartiera conmigo algunos lineamientos o recomendaciones de las políticas municipales para el cuidado de La Antigua, tanto para nacionales como para turistas extranjeros. En el tiempo que estuvimos conversando tocamos diversos temas como la contaminación visual, auditiva, ambiental, y otros asuntos que la municipalidad contempla en sus reglamentos municipales. Rafael compartió conmigo las cinco recomendaciones que la Municipalidad considera las más importantes para el cuidado de Antigua. En la siguiente imagen que proporcionó la administración de la ciudad se pueden conocer dichas recomendaciones:

Tras mi reunión con Rafael analicé algunos aspectos de estas recomendaciones. Mismos que compartiré a continuación con ustedes. Como primer punto quiero abordar la prohibición del uso y distribución de utensilios plásticos desechables, bolsas y pajillas plásticas, platos y vasos de duroport o plásticos desechables. Esta medida se empezó a aplicar en pro del medio ambiente, pero como me comentó Rafael, aún no hay un reglamento que regule el acuerdo que prohíbe el uso de estos materiales. Esto puede ser contraproducente, ya que las alternativas que muchas personas han estado utilizando, no son por así decirlo, las más ecológicas.

Muchas personas optan por usar bolsas de papel como alternativa, pero pocos saben que son más contaminantes que las bolsas de plástico. El ambientalista danés, Bjorn Lomborg, comparó la equivalencia de uso de cada bolsa con respecto a las de plástico, considerando el ciclo de vida de cada una. Al final, tendríamos que reusar 43 veces una bolsa de papel y 7,100 veces una de algodón para que sean mejores que una bolsa de plástico para el medio ambiente (Lo de la bolsa de algodón es obviamente mucho más razonable porque se puede lavar).

Por otro lado, las alternativas “biodegradables” que se han vuelto tan populares también presentan algunos problemas. Como que para su descomposición requieren condiciones específicas de temperatura, luz, humedad, oxigeno, etc. Y estas condiciones específicas no se encuentran comúnmente en océanos y ríos. Además, si alguien quisiera reciclar estos materiales se vería en una situación compleja ya que los plásticos biodegradables no pueden mezclarse con los convencionales. Y pese a que se elaboran a partir de recursos renovables, de igual forma son fabricados con sustancias químicas perjudiciales y aditivos.

Del total de basura que existe en el globo el plástico representa un 8%, por lo que prohibir el uso de este y reemplazarlo con alternativas que causan un impacto ambiental similar no va a mejorar la situación. La verdad es que el cuidado del medio ambiente es una responsabilidad individual que cada persona tiene que asumir. Mi recomendación es evitar el uso de desechables hasta que erradiquemos esa práctica que nada bueno trae a nuestro ecosistema. Algo tan simple como no pedir bolsa, llevar su servilleta cuando vaya a comprar las tortillas, no usar pajilla cuando compre una bebida en la calle, pueden sonar como cosas minúsculas. Pero si pensamos a largo plazo, ¿Cuántas bolsas o desechables estaremos ahorrándonos en un año? ¿Cuántos en una década? Las pequeñas acciones no son inútiles, son indicio del ímpetu de alguien, y el inicio de un cambio real, el cambio que empieza en nosotros.


La municipalidad recomienda tirar la basura en su lugar, de momento en la ciudad no existen políticas de reciclaje debido a que no hay una planta especializada que pueda procesar esos residuos. Sin embargo, es importante que mientras se desarrollan estas plataformas nosotros tomemos la iniciativa para formar una mejor cultura de ornato. Hay basureros ubicados en diferentes partes de la ciudad, nada cuesta depositar nuestra basura en el más próximo y así evitar un número de inconvenientes como calles sucias y drenajes tapados. Eso sí, es importante no confundirlos con las cajas de cableado de las cámaras de vigilancia que hay en algunos postes ya que son muy similares. También es importante que los vecinos estén enterados sobre la carencia de políticas de reciclaje porque al conocer al respecto es probable que las exijan a sus autoridades ediles.

Ahora pasemos a otro tema, el cual consiste en pedir a las personas que colaboren con el orden y no consuman bebidas alcohólicas en la vía pública y en parques ya que esto está terminantemente prohibido. No hay mucho que decir al respecto, este enunciado es un axioma, se explica solo. De igual manera es algo muy importante que recalcar. La ciudad tiene una atmosfera idónea para la vida nocturna, eso no quiere decir que la fiesta tenga que darse en las calles. Esto para prevenir diferentes sucesos que puedan suscitarse como riñas en la calle, basura tirada, ruido a altas horas de la noche, y escándalos en la vía pública, entre otros.

Y por último, en materia de contaminación auditiva se contemplan dos aspectos. El primero, que está prohibido el uso de la bocina del vehículo en toda la Antigua, según el acuerdo municipal 13-2014, obviamente existen excepciones, por ejemplo, para evitar un accidente. También en esta sección se regula el ruido producido por aparatos reproductores, amplificadores y propagadores de la voz y el sonido, esto para evitar molestias a los vecinos y visitantes y que todos podamos convivir en armonía.


Estas son solo algunas recomendaciones que nos da la alcaldía de la ciudad, los reglamentos municipales completos se encuentran en el portal de la Municipalidad de Antigua Guatemala, en el área de descargas. Yo sé que estos puntos que toqué son bastante generales, pero como dije al principio, quise iniciar con lo general para poco a poco abordar lo específico. Si alguien que lee esto no conocía alguna de estas recomendaciones ahora ya las conoce, igual no sería mala idea compartir la información para que más personas estén en sintonía, informar a los vecinos también es una manera de cuidar La Antigua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *