Proyecto Luis de Lión

“…ah, tantos siglos contra un solo minuto, tanto cuchillo para cortar una flor, tanta bala para acribillar una bandera, tanto fuego para quemar un libro, tanto zapato para aplastar un rocío, tanto ruido para acallar una voz, tantos cazadores para cazar un solo venado, tanto cobarde contra un solo valiente, tanto soldado para fusilar un niño…”. – Pedro Sicay, tomado del poema Acerca del venado y sus cazadores, de Los Poemas de Pedro Sicay.

Notas de Luis de Lión

No tenía planeado asistir a la exposición ese día, yo estaba en la oficina, editaba unas fotos cuando una compañera me comentó que habría un conversatorio con Juanita Escobar, autora del proyecto fotográfico Luis de Lión. Yo había postergado mi visita a la exposición por cuestiones de tiempo, pero pensé que sería bueno checarla mientras Juanita estaba ahí, para tener una idea más amplia de lo que significaba para ella el proyecto. Aunque sabía quién era Luis de Lión, honestamente desconocía de qué se trataba la exposición, me gusta ir a ciegas para tener la experiencia completa.

Biblioteca Personal Luis de Lión

Había unas personas en la entrada, algunos niños. Una señora saludaba a todos amablemente y les daba la bienvenida, yo no sabía quién era ella. Luego de llegar a la sala de exposiciones comprendí quien era esta señora. Ella era Mayarí de León, hija de Luis de Lión, fundadora de la Escuela de Arte Comunitaria Mayarí de León, una academia de arte para niños y jóvenes fundada en 2008 en San Juan del Obispo, cerca de Antigua. Ella nos dio la bienvenida y presentó a Juanita, luego la invitó a decir unas palabras.

Mayarí de León

“Lo que van a ver aquí, es el recorrido de uno de los personajes principales, que es Mayarí, a través de quien se cuenta el legado y la memoria de su padre, Luis de Lión; y es ella, como personaje principal de esta historia, que nos va guiando, y nos va contando con sus textos la memoria de su padre y sus luchas”. Expresó Juanita. Habló también de la historia colectiva de un país donde hay muchas grietas por la violencia, pero que también dentro de esta historia se trae el legado de una persona con su creatividad, su alegría, y sus ideas. “Claro que es una historia también de dolor por una perdida, pero es la historia de la transformación de esta perdida en una alegría”. Agregó.

Libro Enterrado

Nos explicó también como nació el proyecto. Canon seleccionó a tres fotógrafos de diferentes partes del mundo, entre ellos Juanita, para colaborar en un proyecto de su elección que les permitiera continuar el desarrollo de los temas que habían abordado durante su carrera. Así nació el proyecto de Juanita, quien durante un mes se sumergió en la mística del autor, y desarrolló un proyecto fotográfico íntimo que aborda las distintas capas que envuelven una tragedia tan compleja como lo es una desaparición forzada, y las repercusiones que esta trae a la vida de los más cercanos a las víctimas, y su lucha principal.

Luis de Lión y su Esposa

Juanita entregó a Canon sesenta fotos que conformaban su proyecto, pero dejó a Mayarí, con quien formó un vínculo especial, un archivo de aproximadamente quinientas fotografías. Esta exposición es única en su género, ya que al contrario de lo que se acostumbra en el mundo de la fotografía, no fue Juanita quien seleccionó las fotografías expuestas, ni el orden en el que se colocarían, ni los pies de foto. Es más, el día que yo asistí a la expo era la segunda vez que ella veía la exposición. Esta peculiar excepción tiene una razón de ser, y es que la exposición fue montada por Mayarí. Ella seleccionó las fotografías y a través de una magnifica selección de textos suyos, y de su padre, nos embarca en el mundo visual de Juanita.

Mientras recorríamos la galería, Juanita y Mayarí compartían con nosotros él porque de cada foto. La mayoría de las fotografías son retratos, de Mayarí, de su madre, de los niños de la Escuela de Arte. Mis favoritas fueron las fotografías en las que dentro de su composición Juanita incluyó fotos que Mayarí tenía, de ella, de su padre, de la boda de sus padres, y las colocó estratégicamente en distintas partes de la casa de Luis de Lión, casa que aún se preserva hoy en día como un museo.

Nota Diario Militar

También se incluyeron en la exposición facsímiles de documentos que han sido parte de esta historia, como el infame Diario Militar, un listado de 183 personas que fueron desaparecidas entre agosto de 1983 y marzo de 1985 por las fuerzas armadas guatemaltecas. También unos exámenes calificados por Luis de Lión, quien fue maestro, y los restos de un libro que se había enterrado en la propiedad en la que se encuentra la casa del escritor.

Para mí, esta exposición representó una historia con muchos participes. Inició con un hombre y sus letras, sus principios y convicciones, en una época en la que ser un intelectual con ideales progresistas era contrariar el pensamiento oficial. Ocurrió una tragedia que hoy en día aún es lamentada, por su familia, por generaciones viejas y jóvenes, por una nación. La hija de este hombre, lejos de ser una víctima más de este fenómeno universal, emprendió su propio camino, y conservó los ideales de su padre, los utilizó junto al dolor de la perdida y los transformó en combustible para su lucha, como ella misma dijo mientras describía la primera foto de la exposición: “Inicia la historia con las cenizas, pero siempre hubo un fuego, y va a haber un fuego y una esperanza para seguir con las dificultades que hay en el camino…”.

Camisa Luis de Lión

A esta historia se le sumó una reconocida fotógrafa, que se interesó en narrarla como ella la percibía, y al mismo tiempo se hizo parte de la misma. “Es como si una revolución hecha niños, echa mujer, se estuviera apoderando de esas calles, y les está dando todo el tiempo una vida. Y entra a las casas, y se vuelve briza, y se vuelve barriletes. Como que esto tenía que tener esta obra fotográfica, esto está adaptado al imaginario visual que uno siente leyendo la obra de Luis de Lión”. Dijo Juanita.

Pero no solo estas personas son parte de la historia, también lo han sido los 400 niños que atienden mensualmente a la biblioteca comunitaria que hay en la Escuela de Arte, los 700 jóvenes (aproximadamente) de la comunidad que se han beneficiado con formación artística durante los 11 años que la institución ha funcionado, sus ex alumnos destacados, sus actuales alumnos y maestros quienes forman parte de la colección de Juanita, los que trabajan con los niños, las comunidades que han tomado este proyecto como referente, y los que lo tomamos de inspiración mientras esta historia se escribe sola.

La exposición Proyecto Luis de Lión está siendo presentada en el Centro de Formación de la Cooperación Española, desde el 1 de octubre y estará abierta al público hasta el 01 de marzo del siguiente año en la sala de exposiciones número 6. El Grupo de Marimba de la Escuela de Arte Comunitaria Mayarí de León se presentará el 23 de noviembre en la Catedral de Antigua Guatemala.

Para leer en Inglés

One Reply to “Proyecto Luis de Lión”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *